Begoña Escribano y María Enrile, dos fundadores de la Asociación Dislexia Sevilla, nos hacen este humilde regalo con sus testimonios tan personales lleno de amor, coraje, y esperanza. Muchísimas gracias a las dos por su compartir sus historias y también por todo la labor realizada en la asociación. ¡Sois grandes!

Gracias también a Divulgación Dinámica por su trabajo en la elaboración de este video y en hacer visible la dislexia. Hay dos otros videos en esta serie:

La Dislexia en Edad Adulta

Superación personal

#SeLlamaDislexia

Lee más

Os traemos el segundo de una serie de tres videos sobre la dislexia, elaborados por nuestros compañeros en la asociación Dislexia Sevilla. Muchas gracias, por supuesto a Ivan por hablar de su viaje personal. Estas historias personales son de gran ayuda a otras personas con dislexia para que se sienten identificados, para que se den cuenta de que no estén solos y que tienen experiencias compartidas. Muchas gracias a Divulgación Dinámica (www.divulgaciondinamica.es) por su trabajo en hacer visible la dislexia.

Lee más

Enhorabuena a nuestros compañeros en Dislexia Sevilla, y sobre todo a la protagonista Inmaculada, por su labor en la elaboración de este video sobre la dislexia en edad adulta. Y gracias a todo el equipo de Divulgación Dinámica (www.divulgaciondinamica.es) por ayudar a hacer visible la dislexia. Este video es uno de una serie de tres historias personales.

Lee más

Hoy os traemos una historia que hemos encontrado en la página web Historias que Importan. Es una encantadora colección de experiencias humanas contadas a Dolors Planiol. Dolors da forma a la historias de estas personas y estamos totalmente de acuerdo con ella cuando dice:  “Porque la realidad también merece ser contada”.

“Ya en educación infantil me di cuenta de que mi hijo tenía algún problema. Confundía los colores y no leía como los demás… Lo comenté con sus profesores, pero no me hicieron caso. Me dijeron que lo comparaba con mi hija, que cada niño era diferente, que lo sobreprotegía, que me tomaba el pelo… Fue muy duro, pero nada ni nadie harían que me rindiera. No pararía hasta saber qué le pasaba a mi hijo. ”

Lee la historia completa en este enlace

Lee más